Primaria Baja

Expresándome

¡Después de explorar muchas nuevas ideas a los cinco años, los niños/as a los seis y siete años descubren que tienen mucho que decir! Después de haber experimentado algo del mundo que les rodea, se sienten obligados a expresar y compartir lo que han aprendido.

Después de que los profesores presentan lecciones cuidadosamente diseñadas, se proporciona mucho tiempo y espacio para que los niños/as de seis y siete años desarrollen sus pensamientos, revisen lo que saben, e identifiquen la forma de expresión que les permitirá mostrarnos lo que han aprendido. Ya sea que el proyecto involucre a un grupo de amigos, o simplemente a un compañero, crecen en sus habilidades para trabajar de manera colaborativa, pensativa y creativa.

A menudo, el producto terminado es menos importante que las experiencias de aprendizaje que proporciona el proceso. Los niños/as reflexionan sobre las ideas que intentaban transmitir y piden a los demás que respondan a su trabajo. Las lecciones extraídas de un proyecto se pueden aplicar a lo siguiente. El aprendizaje se basa en el aprendizaje. Se convierten en expertos en la evaluación del proceso de expresión - ¿Nuestro proyecto expresó la idea que teníamos en mente? ¿Por qué sí o por qué no? ¿Qué debemos hacer diferente la próxima vez?

Este aprendizaje basado en proyectos implica una integración de lectura, escritura y matemáticas en casi todos los proyectos. Las lecciones específicas sobre cómo leer, cómo escribir y cómo resolver problemas de matemáticas son un camino paralelo del currículum para el trabajo en proyectos. El día escolar consiste en un equilibrio entre las lecciones y la práctica de la construcción de habilidades, las lecciones grupales, los proyectos grupales, el arte, la música y las actividades físicas.

Los niños/as de seis y siete años a menudo nos fascinan con sus visiones únicas y reflexivas del mundo. Nos deleitamos observando cómo cambia con el tiempo la manera de expresarse - una prueba clara de cómo han crecido.